Categorías
Suffolk Downs

Nostalgia, LA LA Land, y Gentrificación.

LA LA Land, presentada ayer en el autocine de verano de Suffolk Downs, es un miembro ejemplar del género de entretenimiento alabado por su nostalgia. Emma Stone y Ryan Gosling (aunque ninguno de los cuales son particularmente hábil como cantante o bailarín) cantan y bailan en una oda de dos horas a Hollywood; Stone está intentando triunfar como actor, y Gosling como pianista de jazz. Sin embargo, después de un número de apertura deslumbrante, la película se vuelve bastante aburrida, confiando demasiado en su estética para llevarla a cabo.

¿Por qué está la gente tan obsesionada con el pasado? En los últimos años, los actos de entretenimiento populares de EE.UU. como el cantante Lana del Rey y películas como Once Upon a Time in Hollywood (Erase una vez en Hollywood) y LA LA Land han recibido la aclamación de la crítica por su estética, basada en gran parte en una visión nostálgica de los EE.UU. de los años 60 y 70. Estas obras provocaron una conversación en torno a la línea (si es que hay una) entre la nostalgia «inofensiva» y la retórica nacionalista blanca incrustada en el eslogan de la campaña de 2015 de nuestro actual presidente destituido. 

Esencialmente, cuando estos conglomerados de entretenimiento producen obras nostálgicas «de mi época», típicamente sólo atraen a los blancos, que más o menos disfrutan de las mismas libertades en ese entonces que ahora. Esta misma nostalgia se manifiesta en la derecha política a través de sus llamamientos a un tiempo percibido antes de que la justicia racial fuera una conversación corriente. A pesar del movimiento de derechos civiles que tuvo lugar en esa época, el atractivo de la nostalgia para muchos blancos conlleva elementos de añoranza de los días en que el sexismo, el racismo y la homofobia permanecían inalterados. 

A la luz del debate público en torno a las estatuas que conmemoran a los dueños de esclavos (otra manifestación de la glamorosa historia blanca e ignorar la opresión), es particularmente apropiado que HYM, propietario y promotor de Suffolk Downs, elija esta pieza para su serie de proyecciones del verano de 2020. Haciéndose eco del legado colonialista de la ahora decapitada y eliminada estatua de Cristóbal Colón en el North End, el personaje de Gosling lo ve como el trabajo de su vida para salvar y revivir el arte perdido del jazz, pero sólo a sus propias definiciones estrechas de lo que es el jazz. Esto es preocupante… un blanco tratando de «salvar» una forma de arte históricamente de origen afrodescendiente, pero sólo de acuerdo a sus propios estándares.

HYM & BPDA Dances together, leaving out Eastie residents

HYM promueva una línea similar de supremacía blanca, no sólo en la serie de pantallas de verano, sino en sus planes generales para convertir a East Boston en una comunidad blanca de clase media alta. Originalmente, la serie sólo presentaba películas similares a LA LA Land que atrajeran a ese público – The Goonies, y Field of Dreams en particular. Esto también es preocupante, al entrar en una comunidad principalmente de clase trabajadora e inmigrante para mostrar películas dirigidas a un público blanco de los 80. Desde su alineación original, han agregado algunas películas que hablan de la diversidad de East Boston, sin embargo, el proceso para esas decisiones sigue siendo un misterio. Más bien, East Boston necesita tener voz en cómo se usa el espacio, especialmente en los casos de COVID de East Boston que tienden a ser más altos que cualquier otro barrio de Boston. ¿Podríamos usarlo para la cuarentena? ¿O para organizar un día de proyecciones de los residentes locales de East Boston?

A mayor escala, HYM busca convertir a East Boston en una comunidad mayoritariamente blanca, un mundo donde LA LA Land es un gran éxito, y desplazar a los actuales residentes de la clase trabajadora. Mientras que han tomado algunos pequeños pasos adelante, como el acuerdo laboral del sindicato, los planes actuales de construir el 87% de las unidades a «rato del mercado» (AKA cualquier tasa que les haga más dinero) terminará duplicando la población de East Boston y forzando el aburguesamiento a través de la apreciación de la propiedad. Es raro que la Agencia de Desarrollo Público de Boston (BPDA) y HYM digan que no es posible construir viviendas más asequibles, especialmente cuando al otro lado del río, el recientemente desarrollado Distrito Box de Chelsea se jacta de que la mitad de sus unidades son asequibles. 

Es raro que la Agencia de Desarrollo Público de Boston (BPDA) y HYM digan que no es posible construir viviendas más asequibles, especialmente cuando al otro lado del río, el recientemente desarrollado Distrito Box de Chelsea se jacta de que la mitad de sus unidades son asequibles. 

Está claro que la ciudad de Boston está bien con la explotación de la mano de obra de la clase trabajadora, pero no le importa mantener a estos residentes en la ciudad por el hecho de que no queiren proporcionar vivienda asequible para trabajadores de ingreso bajo. Esto se puede ver tanto en la planificación presente como en la futura. Muchos residentes de East Boston se enfrentan al desalojo el 17 de octubre debido a la actual falta de respuesta a las necesidades de los que se quedan sin ingresos; aprobar la Ley de Estabilidad de la Vivienda sería un buen primer paso. A largo plazo, la BPDA sigue comprometida con las ganancias (léase: capitalismo que prioriza a los blancos) por encima del bienestar de sus actuales residentes de la comunidad. La simple contratación de un Director de Diversidad e Inclusión no cambia los impactos racistas de su actual política de desarrollo.

Mientras que el cuento de LA LA Land termina con la división agridulce de la pareja protagonista, el futuro de nuestra ciudad puede ser realmente dulce. Creemos que podemos construir un mundo de prosperidad compartida y beneficio mutuo, en lugar de la acumulación codiciosa de unos pocos. Creemos que podemos administrar nuestro medio ambiente para el beneficio de las generaciones futuras, en lugar de explotar las ganancias a corto plazo. Creemos que podemos encarnar la unidad y la solidaridad de la comunidad, en lugar de la preservación de nuestros intereses.

Y queremos que nos unes tú. Firme nuestras peticiones. Sign our petitions. Participe en nuestros acciones. Apoye nuestras demandas: 50% de vivienda asequible según 30%AMI, net carbon zero development, and annual contributions in perpetuity to a stabilization fund for housing and environmental justice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: